Motivación 

El último del WOD

¿Te suenan esos días en los que lo das todo, pero sabes que no es suficiente? Eres consciente, lo notas, sabes que cualquier otro día en esa misma situación, en tu box, en ese mismo WOD, serías mucho más rápido, más fuerte, podrías con más. Pero hoy no, hoy no es el día, pero allí estás, frente a la barra, mirándola con cara de pereza, sin fuerzas, aparentemente sin motivación, con ganas de que todo eso acabe, de que el crono haga “piiiiii”, de irte a la ducha y a descansar.

Esos días existen, los tienes, los sientes, y no te gustan, pero también son parte de ti. Porque cada día es diferente, y no siempre se puede ganar. Hoy es ese día, hoy miras el cajón y sientes que tus piernas no tendrán fuerza para dar el salto que necesitas, no visualizas tus pies ahí arriba, no eres capaz de ver lo que sí eres capaz de hacer. Coges aire, y saltas. Y llegas, si sabes que siempre llegas, pero hoy cuesta más.

Y cuesta más, pero estás, no faltas, aunque sea a medio gas, a tu ritmo, “despacito y buena letra” que nos decían en el cole.

Hoy serás el último del WOD, no pasa nada, no siempre puedes estar en lo más alto. Y cuando veas que todos terminan, que tú no llegas, que no acabas, cuando sientas que no puedes más, que la respiración te falta, que el corazón te va a explotar. Cuando mires a tu alrededor y veas a tus compañeros en el suelo, descansando, chocando sus manos y felicitándose el entreno mientras tú sigues buscando la manera de llegar al final, te querrás rendir.

Y entonces te darás cuenta de que eres el último del WOD, el único que aún no ha terminado, sentirás sus miradas, su apoyo, incluso algún grito de ánimo y sabrás que podrás. Porque ellos confían en ti y saben que, aunque no es tu mejor día, puedes con ello, saben que lo lograrás, saben que te queda un último respiro, y te dan ese empujón que necesitas para terminar el WOD y poder entonces irte a casa sabiendo que hoy también lo has logrado.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario