1 Ve al box, aunque no te apetezca

Quizá te parezca incoherente, pero el primer paso para vencer la desgana y recuperar la motivación es ir al box. Debes aprender a identificar cuándo estás realmente mal o cansado, de cuando es solo inapetencia. Si necesitas descansar, descansa, pero si se trata de lo segundo, no faltes.

Consejo: queda con alguien para ir al box, habla con algún compañero con quien te lleves bien y tengas confianza, id a la misma hora y haced juntos el WOD, esto te obligará a no faltar y además entrenarás más a gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Fernando

    Yo la verdad que me motivo con poco, me gusta mucho ir al box y disfruto. El sufrimiento dolor etc se deja atrás, disciplina, sacrificio, compañerismo, sufrimiento, constancia etc……