Practicar CrossFit es menos lesivo que otros deportes como el tenis, fútbol o running, según un estudio científico realizado entre 132 crossfiters.

Según este estudio, la tasa de lesiones en CrossFit es de 3.1 lesiones cada 1000 horas de entrenamiento, lo que supone menos lesiones que en otros deportes, como tenis, fútbol o running:

lesiones4

El estudio fue publicado por Paul Taro Hak en el Journal of Strength and Conditioning Research en 2013. Fue realizado con el propósito de demostrar la tasa y el perfil de lesión que los atletas de CrossFit sostienen durante su régimen de entrenamiento.

En el estudio se obtuvieron un total de 132 respuestas, de las cuales 97 (es decir, el 73,5%) reportaron tener alguna lesión haciendo CrossFit. Durante el estudio se reportaron un total de 186 lesiones, de las cuales sólo 9 necesitaron intervención quirúrgica, y no se presentó ningún caso de Rabdomiolisis.

Las lesiones principales reportadas se presentan en la articulación del hombro y en la columna vertebral.

Como resumen del estudio, podemos concluir que la práctica de cualquier deporte implica aceptar el riesgo a sufrir una lesión, pero se ha comprobado que el CrossFit no es especialmente lesivo si es ejecutado siguiendo las recomendaciones de un coach experimentado, siguiendo las posturas adecuadas y sin excedernos del peso que marque nuestra técnica y estado físico.

Fuentes: 
The nature and prevalence of injury during CrossFit training
cflronline

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Marisa

    ¿Y qué edades tienen los practicantes de estos deportes?

    Porque yo veo más gente con 50 años pracicando running que haciendo crossfit.
    Al igual, tampoco se meten a crossfit muchos ”lisiados” ni muchos ”pupas”

    ¿Se tiene eso en cuenta en la estadística?

  2. Olaf Blacksmith

    132 preguntas no es un universo significativo, para que el estudio estadístico tenga relevancia se necesitarían al menos 1000 individuos encuestados; y en los aproximadamente 2 años de entrenamiento calculados tampoco es suficiente tiempo, una lesión tarda entre tres y cinco años en manifestarse por el efecto acumulativo de la carga de entrenamiento; esto es, un futbolista con cinco años de práctica constante puede sufrir una lesión por efecto acumulativo, siempre y cuando la planificación y dosificación se hayan caracterizado por un elevado régimen de entrenamiento con pocos ciclos de descanso y recuperación.

    Cualquier deporte es propenso a las lesiones, pero si se comienza gradualmente, con una planificación lógica y razonada, respetando el principio ondulatorio del entrenamiento deportivo (cosa que no hace el entrenamiento de crossfit), el índice de lesiones es prácticamente nulo.