Ayer por la mañana, Panrico denunciaba a un señor que se refería a su ano como “el donete”. Ante esta iniciativa, C****F*** Inc. se ha venido arriba y ha decidido denunciar a Telepizza por ofrecer Crostinis en su carta, lo que claramente hace alusión a su método de entrenamiento, según indica la compañía Californiana.

“No podemos permitir que se asocie nuestro deporte a un producto que no es Paleo, compuesto principalmente de cereales, lácteos y productos altamente procesados”, argumentan los abogados de la compañía. Según ellos, “aprovechan la clara confusión del nombre para hacer creer a sus clientes que están comiendo un alimento funcional, constantemente variado”, añadiendo a los motivos del posible engaño que “ofrecen el producto en dos tamaños diferentes, en una obvia alusión al RX y el escalado, que es habitual en un WOD de CrossFit”

Telepizza ha declarado que están pensando rebautizar los populares Crostinis a ‘X-tinis’, para evitar pagar la afiliación a C****F*** Inc. Aunque podrían hacerse cargo de los 3000 USD anuales, desde la dirección de la cadena de pizzas afirman que “no nos sale de los huevos pagar y que a cambio solo nos coloquen en el mapa que aparece en su web”, a lo que C****F*** Inc. ha contestado que “también les daríamos permiso para vender camisetas” y “usar la palabra Thruster sin coste adicional”.

Telepizza se ha puesto en contacto con workofday y Zorra Crosfitter, también afectados por la denuncia, y se juntarán en una iniciativa a la que llamarán Asociación Medios y Restaurantes Afectados y Puteados: AMRAP. C****F*** Inc está estudiando denunciarlos por uso inadecuado del acrónimo registrado. Bor Cobritas les ha recomendado que en lugar de utilizar “Crossfit” usen la expresión “Aerobic para vascos”


 Nota: artículo escrito en clave de humor basado en una noticia, entrevista y personaje ficticios 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. No Más burpees

    Me parto, un 10 por el artículo, aún estoy llorando de la risa