Mucha gente piensa que el CrossFit no es para ellos, que no serán capaces de hacerlo y que, visto así, , “¡Para qué intentarlo!”. ¿Que para qué intentarlo? Ains…

workofday-blog-20150804_01Crossfiter, no temas al fracaso.
Aquí nadie fracasa, todos somos un poquito mejores que ayer, en muchos sentidos. Y si necesitas ayuda, pídela.

Crossfiter, no temas a un mal día.
Cualquiera lo tiene, y no sólo un día, a veces son semanas, o incluso meses. Días en los que la desesperación puede contigo y sientes que vas hacia atrás, como los cangrejos, pero sin saberlo, estás avanzando también hacia delante (aunque ni lo creas ni lo parezca).

workofday-blog-20150804_02Crossfiter, no temas al ridículo.
No vas a hacerlo, porque todos hemos empezado igual que tú y todos sabemos cómo es ese primer día.

Crossfiter, no temas volver a empezar.
Después de una lesión, de un viaje, las vacaciones, o simplemente un parón en tu rutina. Vuelve a empezar con las mismas ganas que el día que te enfrentaste a tu primer WOD, ten cuidado, sé consciente de la situación y disfruta el entreno (y las agujetas) como antes de aquel último día.

workofday-blog-20150804_03Crossfiter, no temas al dolor.
Los rasguños, las heridas, los morados, los golpes, los callos en las manos… Todos ellos te hacen ser más fuerte cada día, te ayudan a saber que te estás esforzando, te definen como crossfiter. Cuídalos, pero no los escondas, ahora son parte de ti.

Crossfiter, no temas a ser el último.
Alguien ha de serlo, y si esta vez lo eres tú, no pasa nada.

workofday-blog-20150804_04Crossfiter, no temas a terminar el primero.
Sobre todo si te lo has ganado. Analiza si te lo mereces, si lo has hecho bien, si has dado tu 100, o tu 120%, y si es así, ¡enhorabuena!

Crossfiter, no temas a no terminar el WOD.
¿Quién ha dicho que hay que hacerlo? ¿Has dado el máximo de ti? Pues eso es lo que vale, anota en la pizarra tu resultado (¡o incluso tu RIP!) y siéntete orgulloso.

workofday-blog-20150804_05Crossfiter, no temas a pasar inadvertido.
Hay personas a las que les gusta llamar la atención, pero también las hay que prefieren ser discretas y quedarse un poco más a la sombra. No importa, no significa que entrenes mal, o que seas peor crossfiter que tus compañeros. Quien realmente necesita saber que estás ahí eres tú, y vaya si lo sabes…

Crossfiter, no temas a ser una referencia.
Eso es algo bueno, quizá resulte algo abrumador, pero dice mucho de ti, sobre todo si empezaste desde abajo. Te permitirá analizar tu progresión y darte cuenta de que realmente, si quieres, puedes.

workofday-blog-20150804_06Crossfiter, no temas al descanso.
Es más, valóralo, porque es necesario.

Y sobre todo…

Crossfiter, no temas al CrossFit. Respétalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *