Lucha, joder, ¡lucha!

Lucha por lo que quieres, por tus objetivos y por tus deseos.

Nada de eso vendrá porque sí,

¡sal a buscarlo!

Nadie va a trabajar por ti,

¡supérate!

Deja de lloriquear y de decir “no puedo”,  

porque puedes,

¡claro que puedes!

Inténtalo y cáete,

hazte daño

y llénate de rasguños.

¡Que duela! 

Te harán fuerte y llegarás donde quieras con ellos, pero

¡gánatelo!

No lo pidas,

¡búscalo!

No esperes que te lo regalen,

porque no hay nadie que pueda hacerlo por ti.

Enfréntate a tus miedos,

ve a por tus sueños,

¡lucha por ellos! 

Fíjate un objetivo y trabaja duro para lograrlo,

con constancia,

cada día,

todos los días,

todos.

Sólo así serás siempre un poco mejor que ayer,

un poco más fuerte,

un poco más tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Miguel

    Hola, el otro día fui a probar a un centro de Crossfit nuevo (CrossFit 980) y la verdad es que lo recomiendo, se respira motivación en el Box y me gustó mucho