“Creen que somos raros. Obsesivos. Fanáticos. Extremos.
Tal vez sí.
A veces es necesario un poco de esa locura para querer estar reventados, sucios y adoloridos todos los días.
¿Para qué?
¿Por qué lo hacemos?
No levantamos neumáticos para ser los mejores levantadores de neumáticos.
Lo hacemos para ser mejores. Punto.
Mejores líderes.
Mejores padres.
Mejores humanos, más fuertes y decididos.
Preparados para todo.
Para honrar el potencial de nuestros cuerpos y afilar nuestras mentes.
Para ser… más humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *