Quizá alguna vez entrenando en el box has sentido alguna de estas sensaciones, pero recuerda que no todos somos iguales, que no todos los días son buenos, que no siempre tendrás el mejor estado físico ni el mejor ánimo, y sobre todo, recuerda que, en CrossFit, como en la vida, nadie es mejor ni peor que nadie, y tú tampoco. Así que…

No te sientas inferior, porque no lo eres.
No te sientas débil, porque no lo eres.
No te sientas pequeño, porque no lo eres.
No te sientas torpe, porque no lo eres.
No te sientas menos capaz, porque no lo eres.
No te sientas ridículo, porque no lo eres.

Siéntete grande, porque solo el venir ya te hace grande.
Siéntete fuerte, porque solo intentarlo ya te hace fuerte.
Siéntete un gigante, porque cada pasito te hace gigante.
Siéntete ágil, porque solo moverte ya te hace ágil.
Siéntete capaz, porque solo quererlo ya te hace capaz.
Siéntete bien, porque el CrossFit te hace sentirte bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *